miércoles, 23 de febrero de 2011

RATONES Y DRAGONES (Primaria)

Le proponemos que cuente el siguiente cuento a los niños/as o, mejor aún, que lo lean ellos/ellas por turnos en una de las Asambleas de aula, y que vayan respondiendo a las preguntas intercaladas:
"Los ratones son animales simpáticos, pequeños, delicados, suaves. Si nadie se mete con ellos y en la vida les va bien... corretean, buscan su comida, juegan entre ellos. Sin embargo, como por su pequeño tamaño no son muy fuertes, cuando se encuentran con algún problema... una tormenta, un enemigo que se aproxima, otro ratón que les disputa la comida... entonces se muestran cobardes, se quedan callados, se esconden, huyen. Las personas a veces también nos portamos como auténticos ratones... cuando un amigo nos quita algo, si nos gritan, nos insultan, nos miran mal, si se nos cuelan en el cine... En vez de comportarnos como AUTéNTICOS SERES HUMANOS y defendernos con calma, seguridad y firmeza... nos callamos, nos asustamos, nos ponemos nerviosos, nos escondemos o echamos a correr. A estas personas-ratones la gente los llama inseguros, tímidos.
  • Escribe otras palabras que se emplean para describir a las "personas-ratón".
  • Cuéntanos (o escribe) cuando una vez actuaste como un ratón, y lo que sentiste.
  • ¿Crees que sería bueno aprender a comportarse de manera distinta a los ratones?.
Los dragones son otra clase de animales. Grandes, muy fuertes, poderosos. A diferencia de los ratones los dragones son ¡fieros y bravucones!. Por eso, cuando tienen algún problema con otro animal, sea éste grande o pequeño, se enfrentan a él... dan manotazos, empujan, destruyen sus cosas, gritan y abrasan con el fuego de su boca. Los dragones van por la vida avasallando al resto de los animales y, por lo general, abusan de los débiles e indefensos. A veces algunas personas también se comportan como dragones. Buscan pelea, gritan, insultan, abusan de otros.... Y la mayoría de las veces hacen estas cosas sin tener motivos, sólo porque les duele algo, o han perdido el autobús, cuando no les gusta alguna cosa, cuando alguien les ha llevado la contraria.. A estas "personas-dragón" la gente les suele llamar agresivos, bravucones... y otras cosas. Quizá alguna vez tu te has comportado como un dragón con tus amigos, familiares, compañeros de la escuela, con desconocidos....
  • Escribe otras palabras que se emplean para describir a las "personas-dragón".
  • Cuéntanos (o escribe) cómo te sientes cuando actúas como un dragón. ¿Cómo crees que se sienten los demás en esos momentos?: alegres, preocupados, avergonzados, rabiosos, inseguros, asustados...?
  • ¿Qué crees que piensan de ti las personas a las que tratas de esa manera? Que eres... fuerte, amable, responsable, antipático, agresivo, feliz, tímido...?
  • ¿Qué cosas pueden hacer las personas cuando te comportas como un dragón?
  • ¿Crees que hay otras formas de comportarse que no sean como un ratón o como un dragón, para resolver los problemas o las cosas que no nos gustan?. ¿Cuáles?.
Naturalmente, las personas -niños y mayores- no se comportan siempre como ratones o como dragones. Muchas veces las personas son honradas, sinceras, cordiales, amables, bien pensadas.... y esas mismas personas a veces se portan como un dragón o como un ratón. Tu también quizá a veces resuelves los problemas como un ratón o como un dragón. Y estoy seguro/a de que te gustaría aprender a ser TU MISMO, UN SER HUMANO AUTéNTICO QUE NO TENGA NECESIDAD DE ACTUAR COMO UN RATóN, NI COMO UN DRAGóN.
Los SERES HUMANOS AUTéNTICOS son personas fuertes y poderosas. TU ERES UNA PERSONA FUERTE Y PODEROSA aunque no lo creas, aunque no corras muy deprisa, te canses, no puedas levantar una mesa.... ¿cuál es entonces tu fuerza? Tu verdadera fuerza está en tu capacidad para DIRIGIR TU PROPIA VIDA, PARA TOMAR DECISIONES. Todas las personas tenemos ese poder y, lo que es más importante, nadie nos lo puede quitar.
Habrás oído decir que los personas somos LIBRES... y quizá no entiendes cómo eres libre y tienes que hacer cosas que no te gustan y no puedes hacer otras que te gustan mucho. Entonces ¿dónde está tu libertad?.
  • Di cosas que no te gusta hacer y que te obligan a hacerlas.
  • Di cosas que te gustaría poder hacer (o decir) y que no te dejan.
Los SERES HUMANOS no siempre podemos hacer lo que queremos, pero SIEMPRE, SIEMPRE, somos libres PARA TOMAR DECISIONES.
Las personas ratón no utilizan ese poder y suelen dejar que otros tome las decisiones. Tu te comportas como un ratón cuando:
... haces lo que no quieres hacer para evitar que tus amigos se rían de ti.
... dices algo que no crees para agradar a otros o "quedar bien".
... pides a tus padres que te compren cosas de moda o de "marca" sin pararte a pensar si te gustan o no te gustan.
... haces o dices algo en lo que no crees para parecer mayor, más moderno, más guapo, más inteligente.
  • Di todas las formas de actuar que se te ocurran, propias de las personas ratón....
(García y Magaz. Dragones, ratones y seres humanos auténticos. 1998)
El maestro/a puede continuar este cuento -está en la bibliografía- que enseña a tomar decisiones, a ser asertivos y tener autoestima, o bien inventar la continuación de la historia de dragones y ratones de acuerdo a sus objetivos. En todo caso es una actividad que puede durar varias Asambleas de Aula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario